LA ANOMALÍA SUDAMERICANA EN EL PCT (TRATADO DE COOPERACION EN MATERIA DE PATENTES)

El tratado de Cooperación en Materia de Patentes o PCT (Patent Cooperation Treaty) puede considerarse uno de los grandes éxitos internacionales del sistema de patentes. Aunque está lejos de lograr lo que sería la llamada “patente mundial”, que una única solicitud de patente permitiese obtener una patente con efectos en todo el mundo, facilita considerablemente la extensión de la protección mediante patente a un gran número de estados. No voy a profundizar en qué consiste el PCT, pues los potenciales lectores de esta entrada conocen sobradamente el carácter preliminar del mismo, y que es potestad de las oficinas de patentes nacionales o regionales la concesión o denegación de las patentes.

En el mapamundi disponible en la web de la OMPI se observan tres grandes zonas donde no se aprecia el color azul, correspondiente a los 157 estados contratantes del PCT,  que representan un 81% de los estados miembros de las Naciones Unidas y hay que tener en cuenta muchos de los estados ausentes son archipiélagos o islas del Pacífico y del Índico. Si se obvian los micro estados, las tres grandes zonas ausentes del PCT son:

– Sudamérica: Venezuela, Guyana, Surinam, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina.

-Centro África y África del Este: República Democrática del Congo, Sudán del sur, Etiopía, Somalia y Eritrea.

-Sur de Asia: Yemen, Afganistán, Pakistán y Myanmar.

Sin embargo, en el resto del artículo me voy a centrar en Sudamérica y más concretamente en Argentina y Uruguay pues es ahí donde considero que está la gran anomalía, dadas las características de ambos países.

A diferencia del resto de estos estados que aún no participan en el PCT, el nivel de vida es mucho más elevado en Argentina y Uruguay, y no reúnen las características de inestabilidad política, conflicto bélico, o extrema pobreza que se dan en los demás estados.

A continuación, se muestra un cuadro con el PIB PPA de los países ausentes del PCT:

Se observa que el PIB PPA de Argentina y Uruguay se distancia considerablemente del de los demás países no participantes en el PCT, con la excepción de Guyana, un país con una población de unos 800.000 habitantes. Por tanto, se puede concluir que, desde el punto de vista de su desarrollo económico, Argentina y Uruguay suponen una anomalía entre los Estados no contratantes del PCT.

Asimismo, en cuanto que profesional que trabaja con solicitudes internacionales PCT, he podido apreciar que existe una demanda por parte de solicitantes argentinos y uruguayos de la pertenencia al PCT. No es infrecuente que solicitantes de origen argentino y uruguayo utilicen el PCT, pero como para presentar una solicitud internacional PCT es preciso que el solicitante sea nacional o residente de un estado contratante del PCT, lo hacen incluyendo como solicitante a un ciudadano de un país miembro del PCT, aunque sea sólo para unos países en los que no se pretende posteriormente entrar en fase nacional. A continuación, les facilito dos ejemplos:

Ejemplo de solicitante uruguayo de una PCT WO2019122486A2 que incluye como solicitante a un ciudadano español, que trabaja en la agencia de la propiedad industrial que tramita la solicitud :

Y a continuación un ejemplo de un solicitante argentino que incluyó en su solicitud PCT WO2020012360A1 a un ciudadano ecuatoriano como solicitante:

Tanto la economía argentina como la uruguaya cuentan con empresas innovadoras que, indudablemente se verían beneficiadas si sus países fueran estados contratantes del PCT. Podrían solicitar estas solicitudes internacionales PCT sin necesidad de recurrir a la introducción como solicitantes de personas ajenas a la invención.

Se ha publicado recientemente en el diario argentino “La Nación” un artículo sobre un exitoso empresario argentino de origen coreano, Dante Choi. Ha presentado una patente en los Estados Unidos y China sobre el termo eléctrico del que se habla en dicho artículo. De haber podido utilizar el PCT probablemente se habría simplificado la tramitación y quizás habría extendido la protección a más estados.

Una vez demostrado que en ambos países hay inventores que se verían beneficiados de pertenecer sus respectivos países al PCT, la cuestión inmediata es analizar por qué no forman parte aún de ese tratado.

En este artículo publicado en 2019 en un diario argentino online dedicado al sector farmacéutico, el experto en patentes uruguayo José Antonio Villamil explica con detalle por qué no considera adecuado que su país pase a formar parte del PCT. La clave estaría en el sector de los medicamentos. En Uruguay la demanda de medicamentos se encuentra abastecida por laboratorios nacionales. Se trata de un sector estratégico y debe ser tenida en cuenta su oposición a que Uruguay ingrese en el tratado. Aunque  no se señala de forma explícita, se emplean los argumentos habituales contra las multinacionales farmacéuticas, como la utilización de los fenómenos conocidos como “evergreening” y “maraña de patentes”. Asimismo, se argumenta que, dado que Uruguay es un estado importador de tecnología, donde el número de patentes generadas es muy inferior a las patentes obtenidas por extranjeros, el ingreso en el tratado favorecería principalmente a los estados exportadores de tecnología. Asimismo, se afirma que, si algún solicitante uruguayo precisa utilizar el PCT, siempre podrá hacerlo, aunque se omiten los problemas relacionados con la nacionalidad, escollo fácilmente superable según se ha visto anteriormente. Estos dos últimos argumentos han sido utilizados también por estados europeos como España y Polonia para justificar la no incorporación al proyecto conocido como “patente unitaria” o “patente europea con efectos unitarios”.

Otro argumento utilizado para oponerse al ingreso en el PCT es que la autoridad encargada del examen de patentes (DNPI en Uruguay e INPI en Argentina) carece de los recursos necesarios para el examen del mayor número de solicitudes de patentes que se presentarían de ingresar en el PCT. Adicionalmente se señala que las grandes oficinas de patentes, las conocidas como Administraciones de Búsqueda Internacionales – ISA’s, que elaboran los IBI’s o Informes de Búsqueda Internacional tienen criterios permisivos en la evaluación de los requisitos de patentabilidad.

En 2017 la adhesión de Uruguay al PCT llegó a discutirse en el parlamento bajo el gobierno del Frente Amplio, pero la propuesta no prosperó. En este artículo publicado en un diario uruguayo queda claro que el lobby farmacéutico jugó un papel clave en que no se aprobara la propuesta, como muestran las declaraciones del presidente de la ALN (Asociación de Laboratorios Nacionales):

“Alfredo Antía, presidente de la ALN, aseguró que (la entrada en el PCT) provocará un aumento del precio de los medicamentos y recordó que la industria nacional farmacéutica provee 90% de los productos que se consumen en el país. Guillermo Arrospide, vicepresidente de la CNFF, afirmó que en 2014 hubo 215.000 solicitudes de patentes en todo el mundo en el marco de este tratado. “¿Se imaginan si ese número de pedidos recayera en el mercado uruguayo? “

Los mismos argumentos se han esgrimido en Argentina, y como ejemplo se muestra este artículo firmado por la Fundación Argentina GEP.

También en ambos países ha habido defensores del ingreso al PCT. En esta entrada de blog redactada por la abogada Rocío Gendra de la Agencia de Propiedad Industrial Herrero y Asociados (Argentina) fechado en agosto de 2021 se defienden las ventajas que el acceso al PCT supondría para el sistema de innovación argentino. Por otro lado, es comprensible que los agentes de la propiedad industrial de Uruguay y Argentina sean partidarios de la incorporación al PCT por las vías de negocio que ello les abriría.

De acuerdo a Rocío Gendra los motivos detrás de la no incorporación de Argentina al PCT serían:

“las verdaderas razones que motivan la postura de los detractores de la adhesión no son la defensa de la soberanía nacional, ni la protección del interés público (como por ejemplo el derecho a la salud), sino el libre acceso a la tecnología e innovación, las cuales resultan de una incalculable inversión de terceros, para satisfacer intereses netamente personales y comerciales.”

Entre las opiniones favorables a la incorporación de Uruguay al PCT se encuentra el experto uruguayo en PI y comercio Carlos Mazal  que ha realizado diversas declaraciones sobre el tema: https://youtu.be/mA8OiSP7aJc, Post | LinkedIn.

Carlos Mazal considera que la incorporación al PCT es fundamental para una economía uruguaya que debe basarse en la innovación biotecnológica aplicada a la agricultura y ganadería en las que este pequeño país es una potencia. Asimismo, este pequeño tamaño le obliga a firmar acuerdos de libre comercio y la adhesión al PCT va a ser un requisito en esos acuerdos, como se verá a continuación.

Los sectores favorables a la adhesión organizan eventos periódicamente, como el recogido en este artículo celebrado en Uruguay el pasado mes de abril (2022) donde se resaltaron los aspectos beneficiosos del PCT e intervino un innovador uruguayo, el médico y músico Daniel Drexler, que es solicitante e inventor de dos solicitudes PCT’s: WO2014210463A1 y WO2012167234A1 y afirmó haber tenido que superar numerosos problemas para la protección de sus invenciones debido a la no pertenencia de Uruguay al PCT. Tras ver los datos bibliográficos de sus solicitudes, se adivina que se vio obligado a incluir como solicitantes a empresas estadounidenses.

En los últimos años periódicamente ha habido rumores sobre una pronta incorporación de estos dos países al PCT, como en 2016 o en 2018 o en 2017, como se ha visto anteriormente, cuando se fue más allá, debatiéndose la cuestión en el parlamento uruguayo, pero el ingreso no se acaba dando.

En junio de 2019 se anunció un acuerdo de libre comercio entre el MERCOSUR (al cual pertenecen tres de los países iberoamericanos ausentes del PCT; Paraguay, Uruguay y Argentina) y la Unión Europea.

El acuerdo aún no ha entrado en vigor, aún tiene que ser aprobado por el parlamento europeo, los parlamentos de los estados miembros de la Unión Europea y por los parlamentos de los países integrantes del MERCOSUR. La ratificación del acuerdo por las distintas partes no parece sencilla. Se han aprobado mociones en contra en algunos parlamentos europeos (Irlanda, Países Bajos, Austria y Bélgica).

El texto del acuerdo incluye unas líneas dedicadas al acuerdo PCT, indicando que se alentará a los estados del MERCOSUR a incorporarse al tratado:

Mientras tanto, la no pertenencia de estos estados al PCT debe ser tenida en consideración a la hora de plantear las estrategias de patentamiento, tanto por los residentes como por los extranjeros interesados en obtener protección en esos estados. Respecto a los residentes en dichos estados no nacionales de otros estados miembros del PCT ya se ha señalado anteriormente que lo habitual será incluir como solicitante a un nacional o residente de uno de esos estados pertenecientes al PCT. En cuanto a extranjeros que deseen obtener patentes en estados no pertenecientes al PCT deberán optar por la vía tradicional de la Unión de París y estar muy atentos para que no se supere el plazo de 12 meses desde el primer depósito. También se podría reivindicar la prioridad de una solicitud PCT que supusiera un primer depósito.

CONCLUSIONES

La no pertenencia de los 5 países iberoamericanos al PCT, muy especialmente de Uruguay y Argentina, por sus características de nivel de renta y de economías esencialmente exportadoras con un potencial innovador considerable es una anomalía que no parece encontrarse en vías de revertirse en el corto plazo. Para un observador externo y profesional del mundo de las patentes, lo lógico sería que ambos países se incorporan en un futuro próximo, especialmente si se tiene en cuenta que dentro de los 157 estados que ahora integran este tratado los hay de todo tipo de nivel de desarrollo y de todo signo político, por lo que la pertenencia al mismo no debe ser tan negativa. Por otro lado, hay que respetar la soberanía de los estados para adoptar las decisiones que consideren más convenientes, especialmente cuando argumentos similares han sido esgrimidos por estados europeos para no incorporarse al proyecto de la patente europea con efectos unitarios.

Leopoldo Belda Soriano

In English

One thought on “LA ANOMALÍA SUDAMERICANA EN EL PCT (TRATADO DE COOPERACION EN MATERIA DE PATENTES)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s